viernes, 11 de noviembre de 2011

Silla bajita.

Yo tenía una casa, pero mis dueños  decidieron cambiarme por otra más moderna.

Estuve un tiempo en espera que me hicieran caso. Un día alguien me saco de mi aburrimiento, me limpió me pintó, acortó mis patitas y me puso ropita nueva. Ahora todos me quieren y estoy tan calentita al lado de una chimenea. Soy muy feliz.

8 comentarios:

  1. Qu bonito, haces de la restauracion algo con sentimiento y encima te queda bien
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Parece otra!!! quedó preciosa, me encantó! Saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Me habia perdido unas cuantas entradas... que bonito el cualga pendiente..., me encantaron, la sillita baja te quedo divina.. Mis felicitaciones
    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  4. COMO LAS QUE SE USABAN ANTES PARA COSER ,EN TODAS LAS CASA HABÍA AL MENOS UNA SILLA BAJA

    ResponderEliminar
  5. Le has dado vida a esa silla.Te felicito porque siempre haces cosas preciosas.
    Gracias por tu visita.Te mando un beso y te deseo una feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola,en la casa del pueblo usamos este tipo de sillas para sentarnos en la calle,creo que voy a modernizarlas......la tuya te ha quedado de lo mas coqueta.
    ¡¡Un saludo¡¡

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué bonito todo lo nuevo!, me encantan tus trabajos, la silla quedó espectacular.
    Besitos

    ResponderEliminar